Viewing entries tagged
strategy

4 Comments

Los valores: grandes músculos

En el juego del golf hay una gran variedad de golpes, unos requieren habilidad, otros potencia, pero todos requieren de gran precisión. Un jugador de golf profesional debe ser consistentemente preciso y esa consistencia la proporcionan los grandes músculos: dorsales, pectorales, cuadriceps… grandes-musculos-del-golf1En los momentos de estabilidad las empresas son como buques atravesando las aguas tranquilas. Se toman decisiones rutinarias a corto plazo y decisiones estratégicas de impacto a largo. Las primeras las tenemos muy por la mano, difícilmente van a generar grandes impactos y las podemos tomar sin grandes traumas. Las segundas son más críticas, pero como su impacto lo veremos a largo plazo, las podemos tomar con relativa frialdad.

La crisis actual esta llevando a muchas empresas a situaciones límite. Situaciones límite que implican tomar decisiones a corto plazo con enorme impacto a corto también, lo que supone una enorme presión. Es en esas situaciones límite donde las personas pueden dar lo mejor y lo peor de sí.

Asistí hace unos días a una presentación del profesor Pablo Cardona del IESE sobre la dirección por misiones. Expuso el caso de una empresa de perfumería que en el último trimestre del 2008 experimentó una significativa caída de las ventas. saltar-abismoLa empresa se planteó un ERE pero finalmente decidió respetar el equipo, apretarse el cinturón y renovar el compromiso con toda la organización. Se marcaron como meta mantener los objetivos y la gente reaccionó apoyando incondicionalente a la empresa a la que pertenecían.

Frente a la opción de despedir a personal -en ocasiones necesaria, no seamos ñoños- prefirieron ser fieles a la misión y valores de la compañía, asumir la plena responsabilidad sobre lo que les estaba ocurriendo y actuar; les salió bien. En una situación tan compleja como la actual, han remontado las ventas y además:

  • Se ha mantenido el capital intelectual de la organización.
  • Todo el mundo tiene más claros que nunca los valores y la misión de la empresa.
  • Se ha reforzado el liderazgo de su Dirección General, gracias al coraje que ha demostrado.
  • Son más fuertes que nunca, están más musculados. Se ha incrementado la cohesión de la organización pues han visto que la actuación en esta situación límite y bajo toda la presión han sido coherente con el pasado, con lo que esperaban y deseaban.

Hay muchas organizaciones que actúan como si la misión y los valores fuesen sólo frases bonitas a mantener en un bonito cuadro en los despachos y pasillos.

Existen multitud de manipuladores que piensan que pueden ir por la vida diciendo a cada uno lo que quieren oir para conseguir de ellos lo que les interesa.

Pero lo que da coherencia a la actuación de los directivos es lo mismo que lo que da coherencia a cada swing de golf de Tiger Woods: Los músculos grandes. En la Dirección de Organizaciones los músculos grandes son los valores.

MASTERS GOLFLa presión que siente un jugador de golf en cada golpe, en un toneo como el Masters de Augusta, es como la de un directivo frente a una decisión en la que se tiene que despedir personas. Son los músculos grandes los críticos en estas situaciones, los que no tiemblan por el miedo. Si tuviésemos que confiar en los pequeños y nerviosos músculos de las manos, de reacciones rápidas e impredecibles bajo presión, difícilmente nos podríamos llegar a colgar la famosa chaqueta verde de Augusta.

AUTOR: Fernando Gastón Guirao

P.D. La caída del golf de Ballesteros tiene mucha relación con lo anterior. Su golf casi artístico, basado en una gran habilidad con las manos, no puede competir con los poderosos y consistentes músculos de Tiger, Mickelson o García. Muchos grandes jugadores han tenido que dejar el golf por culpa de los YIPS. Contracciones involuntarias de los músculos de las manos que se producen en momentos de presión, donde te la juegas en un torneo.

4 Comments

2 Comments

¿Porqué una estrategia puede ser inimitable?

Siempre me he considerado una persona apasionada en todo. Me gusta sentir las grandes alegrías, pero también las grandes tristezas. Los contrastes me hacen sentir vivo, y en ellos encuentro la base para crear cosas nuevas. La estabilidad me aburre. El control es la seguridad del no equivocarse, al coste del nunca inventar. Prefiero la belleza en el caos, a la perfección medida y calculada. Siempre me gustará más Van Gogh que Mondrián, el negocio propio a la franquicia. Hace unos días cayó en mis manos un gran libro: “El éxito que perdura” de Jerry Porras. Busca las claves de las personas que han triunfado de forma duradera. Analiza cientos de casos de éxito y sus causas. El afán de riqueza no figura por ningún lado. Y, en cambio, en el origen de todos los casos aparece una gran pasión. Me encantó descubrirlo, esa pasión es lo que hace inimitable un proyecto.

Recuerdo un viaje a Francia que realicé en el 2006 en el que visité Auvers-sur-Oisse, pueblo donde Van Gogh vivió sus últimos días. Como preparación, leí varios textos sobre lo gris de su última época, que se veía reflejado en sus cuadros: cielos oscuros, cipreses y cuervos. Los expertos en arte decían cómo sus cuadros reflejaban el sentimiento de la proximidad de su muerte.

iglesia-auversMe quedé admirado de la sensibilidad de estos entendidos, de su capacidad para identificar los sentimientos del genio, ¡qué profundidad!

En cuanto llegué a Auvers me dirigí a la iglesia. Es mi cuadro preferido de Van Gogh. Quedé encantado. Podía sentir como el tejado de la iglesia se curvaba para hacer honor a la famosa obra. Una placa con la imagen del lienzo lo rememoraba.

A continuación seguí por el camino que lleva hasta el cementerio, donde Vincent descansa junto a su hermano Theo. Todo el recorrido estaba salpicado de placas que recordaban sus pinturas, en el punto exacto donde se suponía que se había colocado para pintarlas. Era un atardecer gris y lluvioso, como la mayor parte de los atardeceres del centro de Francia. De hecho, todo el pueblo era gris. No podías menos que entristecerte al cruzar los campos de trigo cubiertos de cuervos. ¿Cubiertos de cuervos? ¿Así que no era la depresión pre-mortem de Van Gogh la que los había puesto allí?

El cuadro era triste porque el paisaje era triste en sí, no porque Van Gogh lo hubiera imaginado. Pintó lo que vio. Los críticos de arte habían inventado un discurso sobre lo que Van Gogh sentía, movidos posiblemente por sus propios paradigmas sobre la muerte. Seguro que nunca se acercaron a Auvers. Frívolamente, pretendían saber más de Van Gogh de lo que las apariencias mostraban. Mirar un cuadro no te garantiza descubrir los sentimientos del alma del pintor que le dieron vida.

trigales-y-cuervosMuchos pintores pueden realizar reproducciones fidedignas de las obras de Van Gogh. Pueden aspirar a hacer una copia exacta, perfecta, pero sin corazón. Lo que ninguno puede reproducir es lo que él sentía cuando estaba delante de su caballete…

En el mundo de la empresa sucede lo mismo. Cualquiera puede imitar la estrategia de mi compañía. Pero se basará solo en lo que puede ver, quizás en un powerpoint. Será incapaz de reproducir lo que sentimos, e incapaz de imitar la pasión que ponemos en lo que hacemos. Y es precisamente eso lo que marca la diferencia entre el que crea algo perdurable y el que no. ¿o no?

AUTOR: Fernando Gastón Guirao

2 Comments





Barcelona. Carretera Reial 122 A, 2ª planta. 08960 Sant Just Desvern

Madrid · Barcelona · Valencia · Zaragoza · Baleares

+34 900 104 416  | improva@improva-consulting.com

Copyright © 2018 Improva Consulting. Todos los derechos reservados.


Website Branding by EMOTE